lunes, 3 de diciembre de 2007

Mi pequeño duende

"Mi corazón tú lo tienes;el tuyo me lo has de dar;
pues el que roba corazones.....con el suyo ha de pagar"



Dicen que una desilusión te puede matar más rápido que una bala. Puede que no se lleve tu cuerpo pero la herida que te provoca te puede dejar un gran vacío en tu interior. Yo sentí el frío de ese vacío. Sentí como en mi interior faltaba algo, algo que en un tiempo me llenaba y ya no estaba ahí. Entonces pensé que la llegada de un pequeño duende me volvería a aportar ese calor que ya no tenía en mi interior... pero creo que aún no estoy preparada. Aún así no renunció al que será mi pequeño duende. Sé que algún día él me devolverá la sonrisa que he perdido; sé que algún dia él llenará el vacío que durante todo este tiempo he sentido; sé que algún día él hará que se me olviden los recuerdos con los que he tenido que luchar todos estos años.

1 comentario:

loka dijo...

Y estoy tan segura que ese pekeño duende vendra a ti y te devolvera no solo la sonrisa, sino traera consigo toda la felicidad del mundo y sabes por qué??? porque te la mereces a no poder mas, asi de sencillo. Las desilusiones, las heridas forman parte de esta cosa que llamamos vida, porque dicen que sin las tristezas en la vida, las alegrias no tendrian valor. Asi que yo no cambio mis heridas porque aparte que me han hecho mucho mas fuerte, se que todo ese sufrimiento un dia se dormirá y dejara paso a un nuevo amanecer.
Besos mi niña. Te kiero mucho
Pd: joe que profunda me pongo cuando kiero, eso fue la natilla que taba kaduká jajaja :P
Muaaaaaaak!!! NO CAMBIES NUNKA